Descubrir Valencia con un guía local

8+1 razones para explorar Valencia con un guía local

Visitar una ciudad que no es la tuya parece fácil. Has leído unos cuantos blogs sobre el lugar y comenzado a seguir varias cuentas de Instagram o Facebook. Ves los sitios a los que quieres ir, te haces una idea de qué comer y sabes las fotos que quieres tomar. Crees que lo tienes todo bajo control.

Sin embargo, visitar un nuevo lugar es mucho más. Y especialmente cuando hablamos de una ciudad como Valencia, donde una larga e interesante historia se combina con un ambiente moderno y mediterráneo de los que pocos lugares pueden presumir.

Llevo muchos años explorando esta ciudad y puedo decirte que no hay mejor forma de descubrirla que con un guía local: alguien que puede decirte dónde comer una auténtica paella (con sus ingredientes originales), cómo organizar tu tiempo durante tu visita o los mejores “secretos” que esta ciudad esconde.

Por eso en este primer post del blog te cuento 8+1 razones para explorar Valencia con un guía local.

Valencia con guía local

Valencia puede ser muy distinta vista con un guía local.

1. Ver la Valencia que tú quieres ver

Quizás ya has estado en Valencia y no te apetece hacer los planes más típicos. O a lo mejor eres un loco del mar y quieres conocerlo todo sobre la costa y el puerto de la ciudad. Puede que visites Valencia con la familia y necesites actividades que podáis hacer todos juntos.

Seas como seas, hay una Valencia para ti. Contar con un guía local te permitirá adaptar tu viaje a tus gustos y necesidades, exprimiendo la experiencia al máximo.

2. Comer paella como solo un valenciano lo haría

La paella es una religión en Valencia y un tema que nos tomamos muy en serio. No vale ponerle cualquier cosa al arroz y no todos los sitios que anuncian “paella” son de fiar. Hacer una visita conmigo te ahorrará un “disgusto gastronómico” que podría arruinar tu viaje.

Además de la paella, Valencia presume de una dieta mediterránea y podré recomendarte los mejores bares y restaurantes según tus preferencias y presupuesto.

La paella valenciana, un asunto muy serio en Valencia.

La paella valenciana, un asunto muy serio en Valencia.

3. Historia y cultura, sí, pero también ocio y diversión

Cuando imaginas un tour seguro que te viene una clásica imagen a la cabeza: un guía explicando, casi de memoria, la historia de cada lugar que visitas, llevándote a los sitios más típicos y llenando tu cabeza de números y datos.

Aunque yo también hago tours más clásicos, mi principal objetivo es que disfrutes de la ciudad. Por eso estar con alguien local te permitirá encontrar los lugares de ocio más populares, ambientes de fiesta y, en definitiva, crear una experiencia más allá de escuchar lo mismo que podrías escuchar en cualquier audio-guía.

4. Improvisación planificada

Este es un concepto que me gusta especialmente. Visitando Valencia con un guía local nunca te faltarán planes, aunque estos no tienen por qué 100% programados. Puede que uno de los murales del barrio del Carmen te llame tanto la atención que quieras buscarlos todos. O que el atardecer en la Albufera quieras volver a verla al día siguiente bajo la luz del sol. Aquí el protagonista eres tú.

5. Conocerlo todo sobre el destino

Llevo toda mi vida viviendo en Valencia y varios años dedicándome a crear y dirigir visitas por la ciudad. Conmigo conocerás la historia oficial, pero también anécdotas e historias paralelas que no encontrarás en las guías de viaje tradicionales o en los tours estandarizados. Si quieres, podrás incluso aprender varias palabras en valenciano o preguntar sobre cualquier tema.

Lugares mágicos que no salen en las guías turísticas.

Lugares mágicos que no salen en las guías turísticas.

6. Ahorrar tiempo

Como amante de la planificación, sé que esto lleva mucho tiempo antes de un viaje. Y una vez llegas al destino, puede ser incluso peor: orientarte con el mapa, calcular distancias, ver la mejor forma de llegar de un punto a otro, tratar de averiguar los horarios…

Conmigo te olvidarás de complicados mapas o planes torcidos y podrás ver la ciudad a tu propio ritmo sin perderte nada por el camino. Además, te explicaré la mejor forma de llegar de un sitio a otro sin que te pierdas nada por el camino.

7. Conocer la Valencia turística… y mucho más

En Internet encontrarás descripciones de las zonas más turísticas de Valencia: visitar su catedral, dar un paseo por el río Turia, ver la Ciudad de las Artes y las Ciencias, etc. Cada año atraen miles de viajeros y quedan encantados con ello. Pero Valencia es mucho más.

Valencia es también salir por la noche en Ruzafa, disfrutar de la cultura del “esmorçar” (almuerzo en valenciano) y ver un atardecer en L’Albufera. Cosas que los valencianos “nos guardamos para nosotros” y que solo quienes vivimos aquí conocemos.

El Carmen, uno de los barrios más auténticos de Valencia.

El Carmen, uno de los barrios más auténticos de Valencia.

8. Experimentar el slow-travel

El slow travel es una tendencia que se está poniendo de moda en los últimos años. Se trata de un movimiento que defiende viajar sin prisas, reconectando contigo mismo y con el lugar que visitas. Adaptar el viaje a tu propio ritmo sin tener que ir de A a B en un corto periodo de tiempo o una lista de checks que marcar al final del viaje.

Los tours tradicionales no entienden de slow travel. Visitando Valencia con un guía local, los tiempos se relativizan y la flexibilidad se convierte en un imprescindible.

+1. Enamorarte de Valencia

Si eres un viajero habitual, sabes que un mismo destino no es igual para todos. Dependiendo de tu experiencia, una misma ciudad puede parecerte maravillosa o un auténtico desastre. Soy una apasionada de esta ciudad y busco transmitirlo a cada viajero que tengo la oportunidad de conocer.

Ahora es tu turno de enamorarte de Valencia. Contacta conmigo y, juntos, prepararemos un itinerario para que le saques el máximo partido a tu visita.

No Comments

Post A Comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?